Trigger

Experiencias

Design for Change (DFC)


Design for Change es un movimiento global presente en 67 países.  Su objetivo es ofrecer a niños y jóvenes la oportunidad de fomentar su capacidad creativa y emprendedora para impulsar cambios positivos en su entorno, desarrollando en ellos la mentalidad del Yo Puedo.

Este movimiento nació en India el año 2009, impulsado por Kiran Bir Sethi, diseñadora formada en el Instituto Nacional de Diseño de India, quien, inspirada en la experiencia escolar de su hijo de 5 años, decidió fundar una escuela con un método educativo distinto, ligado al pensamiento de diseño (design thinking). En este caso, por medio del desarrollo de una mentalidad de diseño, se empodera a los estudiantes como agentes de cambio, para que desarrollen soluciones a los problemas de su entorno.

Actualmente esta organización, capacita en el mundo a educadores, para que puedan entregar a sus alumnos las herramientas necesarias para conectarse con su entorno, identificar oportunidades para mejorarlo, diseñar soluciones e implementarlas. Todo ello se hace a través de los 4 pasos de la metodología de Design for Change: SIENTE, IMAGINA, HAZ y COMPARTE.

Tras, la experiencia de esta organización en Chile y el mundo se ha demostrado que el valor de esta metodología para los docentes, es:

  • Ganar una oportunidad para desarrollar el máximo potencial de sus estudiantes, en su rol de facilitadores
  • Aprender a motivar a sus estudiantes y a comunicarse con ellos, sobre temas relevantes
  • Lograr un contexto favorable para conducir un cambio de mentalidad en los estudiantes, hacia la mentalidad del yo puedo.
  • Propender a incorporar una visión de resolución de problemas desde el desafío

A su vez, los niños y jóvenes que participan del desafío de Design for Change:

  • Desarrollan aprendizajes más profundos y perdurables en el tiempo
  • Potencian sus habilidades destacando la empatía, liderazgo, colaboración, comunicación, resolución de problemas, pensamiento crítico y creatividad.
  • Adquieren una motivación más profunda por el aprendizaje
  • Ganan una oportunidad para desarrollar su responsabilidad ciudadana
  • Logran empoderarse de su propia vida y de su entorno

Mayor información sobre el impacto, ver http://www.dfcworld.com/SITE/Impact

Nuestro sueño es lograr que los niños y jóvenes de Chile tengan una mirada esperanzada del  futuro. Esta esperanza estará arraigada en el hecho de que a través de la experiencia de DFC aprenden que son capaces de enfrentar desafíos y hacer la diferencia, transformando positivamente su realidad. Los niños y jóvenes que viven la experiencia DFC descubren que ellos pueden llevar las riendas de su vida, desarrollan la empatía y desarrollan su conciencia sobre el entorno (Natalia Allende, Directora Ejecutiva, Design For Change Chile).

 

En la metodología de Design for Change, es fundamental el rol que cumple el docente como mentor, para desarrollar el máximo potencial de los estudiantes en esta experiencia de aprendizaje.

Trabajo previo:

Para que le experiencia con esta metodología sea exitosa, es importante que:

  • Se destine tiempo y reflexión a la planificación
  • Se comunique al equipo directivo del colegio sobre el trabajo que se realizará, por los posibles cambios que conlleva;
  • Se presente a los estudiantes el desafío de Diseña el Cambio, explíqueles en qué consiste y deles a conocer historias de cambio;
  • Es muy importante documentar con fotos, vídeos y apuntes el proceso de trabajo completo desde el primer día de trabajo. Este material servirá posteriormente para contar su historia de cambio e inspirar a muchos otros.

1era Etapa SIENTE

Es una etapa de investigación, en la que, a través de la observación, la escucha, la investigación y el análisis, niños y jóvenes enriquecen su conocimiento de sí mismos y de su entorno y perciben lo que consideran un problema. Además, en esta etapa el grupo logra una comprensión profunda de éste, por medio de diferentes metodologías de trabajo.

En esta primera etapa, se invita a los estudiantes a identificar un problema, algo que sienten que quisieran cambiar de su entorno. Probablemente surjan diferentes ideas dentro del curso. Ojalá puedan escoger entre todos el problema que más les atrae, para luego investigar en “terreno” sobre él.

 

2da Etapa IMAGINA

Es una etapa creativa y cooperativa en la que niños y jóvenes imaginan soluciones para el problema que han estado percibiendo.

En esta segunda etapa, invite a los estudiantes a generar y explorar muchas ideas, incluso aquellas que puedan parecer absurdas. Entre más ideas surjan, mejor. Una vez terminado el listado de ideas, anímelos a votar por las mejores, que sean factibles de implementar y que den una solución al problema de fondo sobre el que están trabajando.

Decida si el curso trabajará como una unidad o por grupos. Muchas veces es bueno que todos trabajen juntos en un solo proyecto, pero también pueden trabajar en proyectos diferentes que se complementen. Si se opta porque trabajen en grupos, divídalos en grupos de entre 5 y 8 alumnos y reparta las ideas más votadas entre éstos. Cada grupo trabajará sobre una idea.

Pida a los estudiantes que construyan uno a varios prototipos. Un prototipo se define como un borrador o “primer ejemplar” de una idea sobre el cual se trabaja y se perfecciona hasta dar con una versión que se pueda llevar a la realidad. Un prototipo no busca en absoluto ser la representación o solución perfecta, sino un esbozo que permite clarificar las ideas y ver la factibilidad de que sean aplicadas en la realidad.

Los prototipos pueden ser muy diversos, un dibujo, un collage, una maqueta etc..y deben ser simples, dado que su fin sólo es ayudar a definir mejor una idea.

En esta etapa, los estudiantes deben socializar sus prototipos, saber presentarlos al resto de sus compañeros, explicarles lo que no se ve claro y recibir preguntas y sugerencias. En la medida que lo hagan, tendrán más oportunidades de perfeccionarlos.

 

3era Etapa HAZ

Es una etapa, en que niños y jóvenes realizan acciones en el mundo real, que permiten concretar las soluciones ideadas y prototipadas en la etapa anterior.

En esta tercera etapa, el grupo preparará un plan de acción tomando en cuenta materiales, tiempos, recursos humanos y proceso que usarán para lograr el cambio. Aquí la mentalidad es “conseguiremos el éxito por diseño, no por azar”.

Por último, y lo más importante, guíe en la perseverancia y reflexión.

 

4ta Etapa COMPARTE

Es una etapa, donde niños y jóvenes comparten sus proyectos y experiencias con otros. Permite inspirar a otros, con el mensaje “¡Yo pude, tú también puedes!”

En esta cuarta etapa, pídales reflexionar sobre la experiencia vivida: ¿Lograron su objetivo? ¿Qué aprendieron de sí mismos y como grupo?

Una muy buena estrategia para narrar la experiencia vivida, es el formato de historia. Para esto, déles tiempo para que construyan su propia historia respecto de cómo cambiaron su visión del problema.

Oriéntelos para que la narración sea clara y capte el interés del público.

Por último, anímelos a compartir su historia con el mundo, elaborando un video que narre su experiencia y súbanlo a YouTube. Invítelos a ingresar a challenge.dfcworld.com; a crearse una cuenta, completar los datos solicitados para el grupo y subir el enlace con el video de su historia.

Profesores: Para conocer más de cada una de las etapas y las actividades que se pueden hacer en ellas, inscríbase a Design For Change Chile http://dfcchile.cl/inscribete/ , participe de la experiencia y acceda al Manual del Mentor.

Los docentes pueden inscribir a su grupo de estudiantes en el Desafío Escolar Diseña el Cambio (http://dfcchile.cl/inscribete/) y reciben un kit para guiar a los niños y jóvenes a través de los pasos de la metodología de Design for Change.

Una vez inscritos, cuentan con el acompañamiento del equipo de DFC Chile (mail, teléfono y visitas) a lo largo del proceso. A final, los grupos son invitados a compartir sus historias de cambio con millones de otros niños y jóvenes del mundo que están impulsando el cambio en sus propias comunidades.

A la fecha, Design For Change a nivel mundial ha participado en diversos estudios de evaluación de impacto. Dentro de ellos, destaca la iniciativa de Good Project (2009-2012), bajo el Proyecto Zero de la Universidad de Harvard.

En un estudio realizado por esta iniciativa, que buscaba medir los cambios en las actitudes y habilidades de los estudiantes, una vez experimentada la metodología de DFC, se encontró que los estudiantes participantes, una vez terminado su proyecto, aumentaban sus actitudes positivas, destacando la motivación por aprender y el sentimiento de orgullo. Dentro de los principales aprendizajes que destacaban de la experiencia, se encontraba el gozo de dar, el trabajo en equipo, el desarrollo de la compasión y la responsabilidad ciudadana. A su vez, se reportó un desarrollo significativo de sus habilidades de empatía, colaboración, liderazgo, comunicación y sistematización, así como el descubrimiento de nuevas habilidades para ellos.

Por último, en términos del aporte a la sociedad, se descubrió que por medio de esta metodología 16 causas diversas a nivel mundial han sido resueltas: Entre ellas, temas asociados al medioambiente, educación, salud e higiene, limpieza, infraestructura, temas sociales, entre otros.

La red de DFC está presente en 67 países, siendo la comunidad más grande que existe de niños y jóvenes que están cambiando el mundo. Con el lema “better together” (“mejor juntos”), se reúnen cada año en un país diferente para compartir sus experiencias, celebrar el cambio e inspirarse mutuamente para volver a sus países a seguir trabajando. DFC Chile ha participado ya en 4 versiones de la Be the Change Celebration con delegaciones de niños y jóvenes de entre 11 y 17 años de edad, realizadas respectivamente en India, México, China y España.