Trigger

Recursos

Biblioteca de aula
Colegio San Luis Beltrán

Colegio San Luis Beltrán

  • Particular subvencionado
  • 1.100 alumnos
  • Polivalente con especialidad en Telecomunicaciones
  • Av. El Tranque 1320, Pudahuel

Contexto, fundamentación y objetivos

En el colegio San Luis Beltrán entre los años 2005-2006 se creó la biblioteca de aula, de PK° a 4to básico, para que los estudiantes leyeran más y por medio de la práctica aprendieran a leer mejor y más fluidamente ya que se evidenciaba que los más pequeños tenían dificultades para leer con fluidez.  El año 2016, frente al bajo volumen de lectura de los estudiantes de 5to a IV° y sus bajos niveles de comprensión lectora, el colegio decidió ampliar la “Biblioteca de aula” a estos niveles.

La elección de esta alternativa significa un conjunto de beneficios para el colegio, dado que las bibliotecas de aula dan visibilidad a los libros, favorecen el uso de los textos, multiplican el intercambio de ideas entre los estudiantes, les enseñan a saber usar diferentes tipos de textos; les permiten acceder directamente a los libros; ofrecen a los niños modelos lectores, aumentan el vocabulario más allá de la vida cotidiana, amplían el mundo y movilizan la inteligencia (Mineduc, 2014). Aparte de todo esto, se generan beneficios en el desarrollo social y valórico de los alumnos puesto que aprenden a cuidar y a respetar lo que es de todos.

Los objetivos de aprendizaje (OA)  que permite abordar la biblioteca de aula son:

  • OA 7,9, 10,11, 12 1ro básico
  • OA 4,6,7,8,9 2do básico
  • OA 3,6,7,8 3ro básico
  • OA 3,6,7,8 4to básico

Orientaciones y pasos para replicar

a) Designar un encargado general de las bibliotecas de aula, responsable de buscar recursos para abastecerlas; el posicionamiento de ellas dentro de la comunidad educativa; la implementación, mantención y renovación del mobiliario y los libros, entre otros.

También se deben designar encargados de las bibliotecas de aula por curso. En el caso del San Luis Beltrán cumplen con las siguientes funciones: Mantener ordenada la biblioteca de aula, restaurar los libros deteriorados, aumentar la colección a través de donaciones del curso o generando recursos para comprar nuevos libros, anotar en la lista de inventario cada nuevo libro que llega, etiquetar cada libro con el curso más el distintivo de biblioteca de aula, reunión mensual con la bibliotecaria una vez al mes.

b) Seleccionar los cursos que tendrán biblioteca de aula. Se recomienda implementarla en todos los niveles, comenzando con los cursos iniciales, para potenciar el interés y las habilidades de lectura.

c) Seleccionar los textos de la biblioteca de aula por nivel. En esta selección se debe considerar los siguientes criterios:

-Diversidad de géneros: Se recomienda incorporar textos con mucha fantasía, para desarrollar la imaginación de los estudiantes; también debe haber textos de terror, aventura, policiales y comics principalmente, para que los niños conozcan textos escritos de diferentes contenidos.

-Los intereses de los estudiantes, para que desarrollen una actitud positiva a la biblioteca. Con este fin, el colegio San Luis Beltrán ha incorporado una encuesta que realiza la encargada de la biblioteca a los estudiantes sobre sus preferencias de lectura.

– Textos de diferente nivel de complejidad, adecuados a los niveles de lectura de los estudiantes. No deben elegirse textos muy sencillos ni tampoco excesivamente complicados. Los primeros tienen el riesgo de aburrir a los niños, y que adopten un rol pasivo frente a la lectura. Tampoco muy complejo que hagan sentir incompetentes a los niños y los frustren.

-Textos que sean atractivos visualmente, para entusiasmar a los niños con la lectura. La importancia de las imágenes es central especialmente en los niños más pequeños, para que se acerquen a la biblioteca.

-Cantidad de textos: Se debe tener al menos un texto por estudiante. Ideal tener sobre dos o tres copias por estudiante, para promover un volumen adecuado de lectura.

– Material de apoyo al trabajo en aula: Se debe contar con diccionarios, atlas, entre otros libros, que facilite el uso cotidiano de la biblioteca de aula.

d) Buscar el mobiliario: Acorde a la experiencia del colegio San Luis Beltrán, se recomienda a los colegios postular a diferentes fondos para acceder a mobiliarios de bibliotecas de aula. Destacan Biblioinsumo , Fundación La Fuente  , Coca-Cola  , entre otros.

En caso de que el colegio construya y/o adapte sus bibliotecas de aula, es fundamental que sean atractivas visualmente para los estudiantes.

e) Escoger un lugar dentro de la clase para ubicar la biblioteca de aula. Se recomienda que esté en un costado de la sala para que esté fácilmente visible para los estudiantes. Muy importante también que tenga una buena luminosidad, para facilitar la lectura.

f) Ubicar los libros seleccionados: Se recomienda que los libros queden visibles, al alcance de la mano, especialmente para los más pequeños. Se puede designar algún criterio con los estudiantes para clasificar los libros y con esto facilitar su ubicación y orden.

g) Promover el involucramiento de la comunidad educativa con las bibliotecas de aula, para garantizar su uso. Específicamente:

– Invitar y asegurar que los profesores hagan uso de la biblioteca de aula, tanto para el aprendizaje de su asignatura, como para incentivar a los estudiantes a ocupar los tiempos de ocio.

-Invitar a los apoderados a participar de la biblioteca de aula, sea en su implementación o renovación: Elaborando estantes, confeccionando cojines, haciendo carteles, donando libros, organizando materiales, forrando libros, participando en la lectura de cuentos, entre otros. Cualquier colaboración que la familia haga a la biblioteca hará que los niños y niñas se sientan orgullosos de ella (Mineduc, 2014).

-A través de los encargados de las bibliotecas de aula, es importante que los estudiantes se comprometan, especialmente velando por el orden y la limpieza en este espacio.

Impacto

El tener bibliotecas de aula ha permitido al colegio San Luis Beltrán acercar a sus estudiantes con el mundo de los libros. Hoy se ha observado un mayor volumen de lectura y un hábito de leer dentro de la sala de clases, especialmente con los cursos más pequeños hasta 6to básico.

Existe aún un desafío de cómo encantar a la enseñanza media con los libros, para aumentar los índices de lectura y con ello los niveles de comprensión lectora.

COMENTARIOS

Para poder comentar éste recurso, debe acceder con su e-mail.

Acceder

CALIFICACIÓN

Este recurso ha sido calificado por 0 persona

Para poder calificar éste recurso, debe acceder con su e-mail.

Acceder