Trigger

Recursos

Ejemplos de buenas tareas
Colegios Astoreca

Colegios Astoreca

Introducción

Actualmente no existe consenso acerca de si los colegios debieran dar tareas o si éstas debieran evitarse. Existen diversas posiciones respecto de sus beneficios y desventajas.

Fundación Astoreca tiene una posición favorable hacia las “buenas tareas”, considerando el impacto que éstas pueden tener en el aprendizaje de los estudiantes: Ganancia en 6 percentiles para los estudiantes de 4° a 6° básico, de 12 percentiles para 7° a I°, y de 24 percentiles entre II° a IV° (Marzano, Pickering & Pollock, 2005, en Eyzaguirre, 2016), junto a la contribución al desarrollo de habilidades de autorregulación.

Una buena tarea es aquella en que se hace buen uso de la instancia en que el niño se enfrenta al conocimiento de manera individual y/o grupal, permitiéndole dilucidar sus dudas y certezas en relación a lo aprendido. Es también una instancia para desafiar la curiosidad e interés del niño, expandiendo su conocimiento o habilidad.

La evidencia señala que las tareas son más efectivas cuando: obedecen a una política coordinada de escuela, tienen un propósito claro para los estudiantes, son desafiantes para los estudiantes pero logrables sin ayuda; variadas e interesantes, equilibradas en sus diversos fines (recreacional, cultural, de investigación, profundización y práctica), bien explicadas y cuentan con una retroalimentación (Eyzaguirre, 2016)

A continuación, se dan dos ejemplos de tareas realizadas en los colegios Astoreca, y orientaciones para replicarlas.

Tarea del Curiosidades

I.Contexto, fundamentación y objetivos

En los colegios Astoreca se da una tarea diaria del libro Curiosidades.

El libro de lectura diaria “Curiosidades” se publicó por la Fundación Astoreca por primera vez el año 2010. A esa fecha, la Fundación tenía la necesidad de promover el interés por la lectura y ampliar el bagaje cultural de los niños.

Frente a este desafío, el colegio buscó una gran cantidad de lecturas entretenidas, por nivel, que ampliaran el bagaje cultural de los estudiantes dado que el conocimiento del mundo, específicamente del tema de la lectura, es un elemento indispensable en la comprensión de lectura (Hirsch, 2007).

Con este propósito revisaron la cantidad de lecturas de los textos escolares de enseñanza básica (4° y 6° básico) de diferentes editoriales, tanto en Chile como en el extranjero. Se percataron que el volumen de lectura de los textos escolares chilenos era significativamente menor comparado con los textos extranjeros: 325 páginas de lectura para 7 años (entre 2° y 8° básico) en el caso de Chile, contra un promedio de 100-400 páginas por año en el caso de los textos escolares de España, Alemania, Francia y Estados Unidos principalmente (Eyzaguirre &Fontaine, 1997).

En este contexto, la Fundación Astoreca creó los libros de lectura diaria “Curiosidades” de 1° a 4° básico, que se caracterizan por tener un amplio volumen de lectura: en promedio 90 lecturas y 150 páginas de extensión por tomo (son dos tomos por nivel). Junto al libro, se estableció una práctica de tareas asociada a ellos, consistente en la realización de un comentario diario, por escrito, asociado a la lectura de un texto del Curiosidades.

Los objetivos de tal tarea, eran y continúan siendo en la actualidad para todos los colegios de la Fundación:

  • Acercar a los niños y jóvenes a la lectura de una manera atractiva con el fin de crear un hábito de lectura, mejorar su comprensión y desarrollar la curiosidad por aprender
  • Ampliar el bagaje cultural de los estudiantes, por medio del acceso a un gran volumen de lecturas de temas diversos.
  • Desarrollar la habilidad de la escritura, por medio de la realización diaria de un comentario escrito
  • Promover la habilidad de argumentación y pensamiento crítico, a partir de la creación de un comentario fundamentado sobre la lectura realizada.
  • Desarrollar la oralidad y autoconfianza de los estudiantes, mediante la presentación oral de la tarea realizada frente a los compañeros.

II. Orientaciones y pasos para replicar

1. Se debe motivar diariamente a los estudiantes con una lectura del Curiosidades, previamente elegida por el profesor. Con este propósito el profesor puede realizar una pregunta a los estudiantes sobre la lectura, contarles un detalle interesante, entre otras estrategias. Lo esencial para ello, es que haya leído la lectura previamente.

2. Se debe indicar a los estudiantes que como tarea deben leer, individualmente o con sus familias y luego escribir un comentario sobre la lectura, que puede ir desde una oración hasta un párrafo y que puede ser acerca de lo que les llamó la atención, de algo que no conocían, de algo que les parece extraño, etc..

3. Se revisa diariamente que los alumnos hayan escrito sus comentarios. Para facilitar esta revisión, se sugiere designar a semaneros o encargados que recorran los puestos, para luego entregar la información al profesor.

4. Algunos alumnos (entre tres y cinco) leen en voz alta sus comentarios en un clima de respeto. Esta lectura debe hacerse de pie frente al curso. Se debe aprovechar esta instancia para que los estudiantes aprendan a hablar con voz fuerte y segura.

5. El profesor ayuda a los estudiantes a mejorar sus comentarios, mediante celebrar oralmente un acierto, retroalimentar específicamente o hacer más preguntas sobre lo escrito en una actividad que involucre otros comentarios. Por ejemplo, “Francisca, te felicito, en este comentario usaste palabras más precisas, no tan repetidas”; “Bien Juan, en esta lectura agregas nueva información que no estaba en la lectura, qué interesante”; “Pedro, asombroso que en tu comentario haces una crítica respecto al texto, expresando lo que no te pareció de la lectura”.

Para ayudarles a hacer mejores comentarios a los estudiantes, el profesor puede apoyarse de algún mapa de progreso y en rúbricas sobre escritura de textos de opinión (http://rubistar.4teachers.org/index.php?screen=NewRubric&module=Rubistar&PHPSESSID=0b9b885ea426d4ccf4fc15a13612368d)

6. Una vez a la semana, el profesor selecciona algunos comentarios para exponerlos en el “Panel de comentarios”. Luego, se realiza un trabajo de edición sobre el (los) comentario(s) seleccionado(s), para que esté(n) en condiciones de publicarse. En esta edición, junto con mejorar aspectos formales de redacción y ortografía, se debe revisar la conexión de las ideas, entre otros elementos de calidad de la escritura.

Ejemplo de comentario 1° básico:

III. Impacto

A la fecha, a nivel cualitativo se ha observado por los mismos docentes que los niños son capaces de realizar nuevas conexiones, a partir de los conocimientos adquiridos en las lecturas realizadas. También utilizan un vocabulario más sofisticado al habitual.

Esta práctica se puede asociar de forma indirecta con los altos puntajes que obtuvieron los estudiantes de los colegios Astoreca en el Simce de Escritura de 6º Básico el año 2015: Entre 55-60 puntos, similar a los colegios de NSE alto. También se puede relacionar con los puntajes SIMCE 2017 en 4° básico en el área de lenguaje: 287, 291 y 304 puntos en los tres colegios pertenecientes a la Fundación, que sobrepasan por más de 20 puntos al promedio nacional.

Posiblemente, estos resultados obedecen al hecho de que esta tarea se realiza siguiendo la metodología explicada anteriormente, y que cumple con los criterios de efectividad nombrados en un inicio: Responde a una política coordinada de escuela, tiene un propósito claro para los estudiantes, es desafiante para los estudiantes pero lograble sin ayuda; los textos son variados e interesantes, tiene equilibrado sus diversos fines (recreacional, cultural, de investigación y profundización) y cuenta con una retroalimentación (Eyzaguirre, 2016).

 

 

Tarea del Cuadernillo de matemática

I. Contexto, fundamentación y objetivos

En el colegio San José se envía una tarea de reforzamiento en matemática semanalmente de 4° a 6° básico.

Las tareas de matemática existen desde los primeros años de los colegios Astoreca. Desde el 2005 en el colegio San José. Antes de contar con este sistema, los profesores en este colegio observaban que los estudiantes eran menos autónomos en las clases de matemática, tenían menos confianza para responder los diferentes ejercicios de la clase y había una alta cantidad de notas rojas en la asignatura.

Para hacer frente a esta necesidad, se decidió enviar desde el (confirmar el año) tareas de reforzamiento en esta asignatura para los estudiantes de 4° a 6° básico. Se escogieron tareas de ejercitación, relacionadas a los contenidos vistos en clase, con pequeños tips que facilitaran su resolución y con un nivel de dificultad posible de realizar por un estudiante de forma autónoma.

Estas tareas se enviaban a la casa archivadas en una carpeta. El problema es que muchos niños comenzaron a perderlas. Por ello, entre los años 2012-2013 se crea en el colegio San José el “cuadernillo de tareas de matemática”. Es importante tener presente que es en estas tareas cuando el alumno se enfrenta de manera individual al aprendizaje, deja de ser un conocimiento colectivo y por lo tanto el niño puede identificar sus debilidades y fortalezas.

Sus objetivos fueron:

  1. Reforzar los contenidos de matemática vistos en clase, por medio de su ejercitación
  2. Fomentar la responsabilidad de los estudiantes, mediante la realización y entrega puntual de las tareas
  3. Desarrollar la autoconfianza de los estudiantes en matemática, por medio de la resolución autónoma de ejercicios

II. Orientaciones y pasos para replicar

A partir de la experiencia del colegio San José, para construir y/o adaptar esta tarea el profesor debe tener claridad sobre:

  1. El propósito de la tarea, en este caso, de práctica y ejercitación.
  2. Los contenidos de matemática de la tarea, que deben ser los que se han visto en clases, para garantizar que los estudiantes puedan realizarlos de forma autónoma.
  3. Tipos de ejercicios de la tarea, que deben ser variados y en coherencia con las evaluaciones de los estudiantes. Dentro de los tipos se sugiere intencionar ejercicios de operatoria básica, como también de resolución de problemas.
  4. El nivel de dificultad de los ejercicios: Deben ser desafiantes para el estudiante, pero logrables sin ayuda. Para determinar el nivel de dificultad de los ítemes, se recomienda realizar un análisis de datos sobre el desempeño de los estudiantes en la tarea, que permita detectar los ejercicios que todos los estudiantes pudieron resolver de forma exitosa versus los que tuvieron mayores errores o que los estudiantes no supieron resolver.
  5. La extensión de la tarea, que debe ser máximo de una página (dos planas) y que en tiempo, no debe tomar más de 15 minutos al estudiante. Para esto, se recomienda que el profesor primero realice la tarea, cronometrando el tiempo que demora y agregando un par de minutos pensando en el tiempo que demorarán sus estudiantes.
  6. Plazo para realizar la tarea: Se sugiere que sea máximo de una semana, para evitar que a los estudiantes se les olvide. Se recomienda establecer un día fijo de la semana para que los niños entreguen la tarea y un día fijo también para revisarla. Estableciendo así una rutina, que facilite el cumplimiento de la tarea.

Respecto a los pasos para realizar esta tarea:

1. Motivar a la realización de la tarea al momento de darla. Para esto es importante que recuerde su propósito, hasta que los niños lo internalicen.

2. Realizar un procedimiento para revisar la realización de la tarea y la cantidad de ejercicios correctos e incorrectos que tuvieron los estudiantes. Existen diversas alternativas: Que el profesor retire las tareas y las traiga corregidas para la clase, como realiza el colegio San José; asignar un tiempo en la clase para entregar las respuestas correctas a los estudiantes, y que ellos mismos marquen sus respuestas correctas e incorrectas, entre otras estrategias.

Lo importante es que al final el profesor tenga un diagnóstico general de las respuestas que dieron sus estudiantes en la tarea, y con ello los contenidos que presentaron mayores y menores dificultades.

3. Revisar con todo el curso los ejercicios con mayor cantidad de respuestas incorrectas. Específicamente debe identificar la causa de esta dificultad. Para esto se recomienda que pregunte a estudiantes previamente elegidos dónde estuvo su error en la tarea: Si el problema estuvo en la lectura de los datos, la identificación de la operación, la resolución de la operación, u otra alternativa. A partir de esta causa, el profesor debe retroalimentar a los estudiantes, señalándoles qué aspecto de la tarea deben seguir trabajando.

III. Impacto

En la actualidad, la realización de las tareas de matemática, ha permitido que los niños de 4° a 6° básico consoliden sus aprendizajes en matemática. Lo que se ha reflejado en el progreso de sus calificaciones, avanzando de un promedio de 20 rojos por prueba en los años que no se daban tareas, a un promedio de 2 a 3 notas rojas.

Por otro lado, se puede asociar indirectamente a los puntajes SIMCE de matemática del colegio, que el año 2017, superaron los 300 puntos.

A nivel actitudinal, también se ha visto reflejado en la cantidad de estudiantes que traen la tarea. En un comienzo cerca de 20 estudiantes no traían la tarea, y en la actualidad son cerca de 2 niños.

Tarea de reforzamiento de matemática

I. Contexto, fundamentación y objetivos

El colegio San Juan realiza hace dos años una tarea de reforzamiento semanal en matemática para 2° y 5° básicos.

Durante el año 2016, el colegio encontró que sus segundos básicos presentaban dificultades en algunos contenidos de matemática como por ejemplo, valor posicional de un número, contar hacia adelante o hacia atrás, sumar o restar. Sus padres intentaban ayudarlos, pero aún así, no lograban superar dichas dificultades. Similar problema presentaron los 5° básicos el 2017.

Para enfrentar esta necesidad, el colegio comenzó a realizar con los 2° básicos un “haz ahora”, es decir, una actividad de motivación y activación de conocimientos previos al inicio de la clase, que estaba relacionado con los contenidos que los estudiantes tenían mayores problemas. Sin embargo, esto no permitía el apoyo de los padres, y tampoco favorecía repasar los contenidos de unidades anteriores. Otra alternativa que se evaluó el 2017, en el caso de los quintos básicos, fue la división de los estudiantes que presentaban mayores dificultades en multiplicación y división, entre diferentes profesoras de educación básica, para trabajar individualmente con ellos los contenidos más débiles. La limitación de esta estrategia fue que requirió de una alta inversión en recursos humanos, impidiendo sustentarla en el tiempo.

Por esto, finalmente el colegio optó por realizar tareas de reforzamiento en matemática, que a diferencia de las alternativas anteriores, le permitió incorporar el apoyo de los padres, integrar los contenidos vistos en unidades anteriores y no depender de la figura del profesor, dado que las tareas estaban planificadas para que el niño las realizara de forma autónoma.

Los objetivos de la tarea son:

  • Reforzar contenidos de matemática que los estudiantes presentan mayores dificultades
  • Comunicar a los apoderados los contenidos de matemática que sus hijos tienen mayores dificultades
  • Involucrar a los apoderados en la educación de sus hijos, mediante el apoyo en la realización de tareas de reforzamiento en matemática

II. Orientaciones y pasos para replicar

1. Se debe comenzar realizando un diagnóstico de los niveles donde existen mayores dificultades o un menor desempeño de los estudiantes, en algún contenido de matemática.

En el caso del San Juan, se hizo un análisis de los datos de los estudiantes en pruebas de unidad, como también de pruebas globales y semestrales de años anteriores, por parte del equipo de coordinación académica (profesores de ciclo, coordinadora de ciclo, asesora de matemática). Lo anterior, permitió identificar debilidades en el aprendizaje de algunos contenidos de matemática en los 2° y 5° básicos, cursos en que se enfocaron las tareas de reforzamiento.

2. Se debe crear la tarea de reforzamiento semanal, por parte del profesor del nivel, con ejercicios similares a los que se han trabajado en clases y que sean logrables por los estudiantes de forma autónoma.

Se recomienda que el profesor piense y luego escriba en la tarea el “paso a paso” que deben seguir los niños para poder resolverla de forma autónoma, junto a sus padres.  La tarea no debe ser mayor a una página (dos planas).

También en la fase de elaboración, el profesor debe realizar antes que los niños la tarea, para que no presente errores, y asegurarse de que la explicación sobre “cómo resolverla” sea un aporte y no confunda a padres y alumnos.

3. Una vez elaborada la tarea, se debe hacer entrega de ella a los niños. Se recomienda dar un plazo máximo de una semana, y establecerla como rutina.

4. Por último, en la revisión de la tarea, el profesor debe registrar aquellas preguntas que presentan un mayor grado de error en los estudiantes, para explicar en clases nuevamente el contenido y enviar una tarea que permita verificar si comprendieron la explicación.

5. Por último, un aspecto transversal a considerar en la implementación de estas tareas, es la comunicación a los padres sobre la política de la escuela asociada a ellas y su rol como apoderados. Lo fundamental es que se les debe explicar el sentido de que sus hijos tengan este tipo de tareas, que les permitirá enfrentar y superar las dificultades que tengan en matemática, y que por ende, les ayudará en el aprendizaje de las futuras clases y también para las siguientes pruebas.

Respecto a su rol como apoderados, se debe comunicar que ellos deben motivar a sus hijos con la realización de las tareas. En el caso del San Juan las tareas que se entregan para reforzar matemática cuentan con orientaciones, que permiten a los apoderados que quieren ayudar, explicar a sus hijos qué están haciendo bien y en qué se están equivocando. De todas formas, para aquellos niños que no tienen apoyo en casa, la tarea es lo suficientemente clara como para que puedan hacerla solos.

III. Impacto

Desde que el colegio San Juan comenzó a implementar estas tareas de reforzamiento con sus 2° y 5° básicos, ha experimentado cambios significativos en el desempeño de sus estudiantes en matemática.

En el caso de los 2° básicos, se logró mejorar en el rendimiento general en la prueba global y semestral de matemática, un 8% de un año a otro. A nivel cualitativo, se ha visto reflejado en la percepción docente de menores dificultades en los estudiantes para aprender contenidos tradicionalmente difíciles, como es el caso de las sustracciones.

En el caso de quinto básico, las tareas de reforzamiento han contribuido en el aprendizaje de las multiplicaciones y divisiones, contenido crítico de aprender en este nivel. Comenzaron con más de la mitad del curso con problemas en este contenido, y actualmente, junto al trabajo de profesoras, de padres y tareas, aproximadamente 5 alumnos no las manejan.

 

COMENTARIOS

daniella sandoval el 15-03-2019 escribió:

CREO QUE LAS . TAREAS QUE . VAN AL HOGAR DEBEN SER CORTAS Y PRECISAS, APUNTANDO A REFORZAR ALGUN CONTENIDO A TRATAR A LA SIGUIENTE CLASE, O QUE PERMITA PASAR DIRECTAMENTE A LA SIGUIENTE CLASE DESPUES DE REVISARLO.

Para poder comentar éste recurso, debe acceder con su e-mail.

Acceder

CALIFICACIÓN

Este recurso ha sido calificado por 9 personas

Para poder calificar éste recurso, debe acceder con su e-mail.

Acceder