Trigger

Recursos

Programa para los consejos de curso
Colegio San Alberto Hurtado

Colegio San Alberto Hurtado

  • Particular subvencionado con financiamiento compartido
  • 1.585 alumnos
  • TP con especialidad en Telecomunicaciones y Gastronomía
  • Los Mares 8735, Pudahuel

El consejo de curso

En los colegios de la Fundación Belén Educa se busca formar a jóvenes líderes cristianos a través del consejo de curso de los alumnos de 5° a 8° básico. Para ello, a partir del año 2007, se creó el programa de “Liderazgo Cristiano”, el que tiene como objetivo formar liderazgo en las Directivas de Curso y en los Centros de Alumnos, para que ellos puedan llegar a ser personas íntegras, respetuosas de sí misma y de los demás, honestas, fieles a la verdad, servidoras en sus cursos, en sus familias y en sus entornos, y así construir una buena y armónica convivencia en el colegio,  como desarrollar una conciencia cívica, fundamental para una vida democrática.

Para lograr esto, se empodera a cada directiva de curso y se les da la responsabilidad de realizar a ellos los consejos de curso cada semana, transformándose en un espacio formativo.

El programa  intenta formar buenos ciudadanos con conciencia cívica que puedan comprender que la búsqueda del bien común puede hacernos seres humanos más integrales, fomentando el diálogo respetuoso entre compañeros que permita construir una buena convivencia, así como formar una conciencia clara de los propios derechos y deberes, cuya consecuencia es la de ser responsables unos de otros.

Así mismo, el programa tiene un objetivo específico para cada nivel:

  • 5° básico: Instalar la estructura de Consejo de Curso, en la cual la Directiva asume un rol de liderazgo. Lograr que los alumnos escuchen a sus Directiva, colaboren con ella, y a su vez sean capaces de participar con respeto, escuchándose entre ellos.

Objetivo de aprendizaje (OA) del currículum asociado: OA 8

  • 6° básico: Lograr que la Directiva del Curso actúe como equipo. Desarrollar el valor del respeto, para que pueda existir un diálogo abierto con la participación de todos los alumnos del curso.

Objetivo de aprendizaje (OA) del currículum asociado: OA 8

  • 7° básico: Fomentar la aceptación mutua entre los compañeros, de modo que puedan valorarse en las diferencias, ejercitando el respeto entre ellos. Desarrollar la conciencia de que formar parte de la Directiva es tener un rol de liderazgo con mayor autonomía, lo que significa asumir una seria responsabilidad consigo mismo y con los compañeros de curso.

Objetivo de aprendizaje (OA) del currículum asociado: OA 7 y 8

  • 8° básico: Lograr que la Directiva alcance una mayor autonomía en la conducción del Consejo de Curso. Lograr que los alumnos valoren y aprovechen esta instancia, como una oportunidad de crecimiento personal y de alcanzar las metas que se propongan como grupo curso.

Objetivo de aprendizaje (OA) del currículum asociado: OA 7 y 8

Metodología del consejo de curso

Para la preparación y dirección de los consejos de curso, la directiva cuenta con un manual que contiene el detalle de cada una de las sesiones del año, el material correspondiente para llevarlas a cabo y el acta de preparación y de realización de cada consejo. Este manual se guarda en la sala de clases y es responsabilidad de la directiva su cuidado y mantenerlo al día.

Antes de cada sesión, la directiva debe reunirse con el profesor jefe para planificar el consejo de curso. Para ello debe usar el “Acta de preparación de consejo”correspondiente donde deben establecer las tareas que se realizarán durante el consejo y los responsables de cada uno de los integrantes.

El consejo de curso es realizado por la Directiva, quienes lo dirigen, invitan al curso a participar y se preocupan de que exista un ambiente grato. Durante el consejo, el profesor se sienta en la sala de clases, observa, guía e interviene cuando  el trabajo que realizan los alumnos y posteriormente hace observaciones y sugerencias a la Directiva de ser necesario.

Cada sesión sigue una misma estructura:

1° Comienza con el saludo.

2° Presentación de la tabla de lo que se trabajará ese día.

3° Breve oración a cargo del delegado de pastoral.

4° Lectura del acta anterior (acuerdos y observaciones).

5° Presentación del objetivo de la sesión.

6° Desarrollo de la actividad.

7° Cierre del consejo de curso.

Una vez finalizado el consejo, el secretario redacta en el “Acta de realización de Consejo” correspondiente a dicha sesión, las actividades realizadas, los acuerdos planteados y observaciones. Ésta debe ser firmada por el secretario y por el profesor jefe.

La Directiva debe preocuparse que se cumplan los acuerdos establecidos, y realizar y supervisar  las tareas que pudieran haber quedado pendientes.

A pesar de que existe una estructura determinada y se les entrega el detalle de cada sesión, la Directiva tiene el espacio para que cada dos consejos con temas determinados, puedan plantear sus inquietudes como curso realizando el consejo llamado Necesidades del Curso. En esta instancia la directiva debe preocuparse de tratar las distintas necesidades que van surgiendo en el curso y preparar el consejo según su propia creatividad.

Sin embargo, la directiva debe calendarizar el trabajo del año, de tal manera que se logren trabajar las 32 sesiones previstas. Cuando hay muchos feriados, pueden compilar dos sesiones en una clase.

Primera unidad del programa

La primera unidad, a pesar de que se mantiene la estructura de las sesiones, es diferente a las demás porque está a cargo del profesor jefe ya que aún no hay directiva y están destinadas al proceso de la elección. De todas formas se llenan las actas al finalizar cada sesión.

Esta unidad, “Unidos y organizados seremos buenos ciudadanos” está constituida por cinco clases en las que se realizan en general las mismas actividades y con algunas variaciones según el nivel  de 5° a 8° básico.

En el primer consejo, donde están recién de vuelta a clases, el profesor hace tomar conciencia  a los alumnos de que cada uno puede aportar con su actitud positiva para lograr que el curso sea una comunidad organizada y fraterna.

En el segundo consejo, el profesor habla de qué es ser un buen líder cristiano, sobre la organización del consejo de curso, cuál es el rol de la directiva, cuáles son los cargos (Presidente, Vicepresidente, Secretario, Tesorero y delegado de Pastoral), sus funciones y deberes, los requisitos para presentarse, y motiva a los alumnos a que sean candidatos a algún rol de la directiva. Al final de la sesión, los alumnos interesados deben  completar un documento sobre su “Propuesta de candidatura”. Dependiendo de cada curso, los alumnos realizan campañas para postularse.

El tercer consejo, cada candidato se presenta al curso y les explica por qué cree que tiene condiciones para el cargo al que postula y da a conocer sus propuestas. También se les hacen preguntas a los candidatos. Por otra parte, el profesor presenta y motiva al resto de los compañeros a formar parte de algunos de los comités o proponer alguno según sus habilidades. (Estos comités se renuevan aproximadamente cada 4 meses).

El cuarto consejo es el día de la elección. Se le da una gran importancia al “sufragar”. Para ello se prepara la votación basándose en los postulados del Servel. Se le entrega a cada alumno un voto, el cual debe ser rellenado en secreto. Algunos cursos crean urnas secretas para la votación. Tras la votación de todo el curso, se lleva a cabo el escrutinio de votos, llamando a algún profesor como testigo  y de esa manera dar importancia al hito, dando a conocer a los representantes electos.

El quinto y último consejo de la primera unidad, comienza dirigido por el profesor y luego hace el traspaso de la conducción del consejo de curso a la nueva directiva. Ellos hacen un juramento donde asumen el compromiso formal de sus cargos con las funciones y deberes pertinentes. Luego el vicepresidente continúa dirigiendo el Consejo (quien previamente la preparó con el profesor jefe) y lidera la inscripción a los comités.

El lema Evangélico que motiva el trabajo de las directivas es “No he venido a ser servido sino a s servir” y con ese espíritu deben trabajar a lo largo del año.

 

Estructura del programa

El programa se desarrolla a través del Consejos de Curso que tienen una vez a la semana. Están  distribuidos en 32 sesiones (31 para 7° básico) y éstas se agrupan en cinco unidades.

El consejo de curso es preparado y dirigido por la Directiva del curso, el profesor jefe debe acompañarlos en la preparación. Sin embargo, durante el desarrollo de éste, el profesor pasa a ser un mediador de la clase. Solo la primera unidad está a cargo del profesor jefe, pues aún no hay directiva electa y es el período de preparación y elección de ésta.

Las unidades son las mismas de 5° a 8° básico, pero las actividades cambian según el nivel, salvo la primera unidad que es la misma para todos los niveles ya que es el período de elección de directiva.

Las unidades que se trabajan a lo largo del año son:

  1. Unidos y organizados seremos buenos ciudadanos.
  2. Uno para todos y todos para uno.
  3. Convivencia sana se construye sobre los valores del amor a Dios, a sí mismo y a los otros.
  4. Como líderes cristianos seamos agentes de paz.
  5. El esfuerzo y la solidaridad construyen el bien común.

Cada unidad tiene un objetivo fundamental asociado a una dimensión formativa, con los aprendizajes esperados para la unidad, los contenidos a tratar y las actividades a realizarse en las distintas sesiones. Cada unidad está planificada para ser trabajada en  seis consejos.

El trabajo de la primera unidad

La primera unidad, a pesar de que se mantiene la estructura de las sesiones, es diferente a las demás porque está a cargo del profesor jefe ya que aún no hay directiva y están destinadas al proceso de la elección. De todas formas se llenan las actas al finalizar cada sesión.

Esta unidad, “Unidos y organizados seremos buenos ciudadanos” está constituida por cinco clases en las que se realizan en general las mismas actividades y con algunas variaciones según el nivel  de 5° a 8° básico.

En el primer consejo, donde están recién de vuelta a clases, el profesor hace tomar conciencia  a los alumnos de que cada uno puede aportar con su actitud positiva para lograr que el curso sea una comunidad organizada y fraterna.

En el segundo consejo, el profesor habla de qué es ser un buen líder cristiano, sobre la organización del consejo de curso, cuál es el rol de la directiva, cuáles son los cargos (Presidente, Vicepresidente, Secretario, Tesorero y delegado de Pastoral), sus funciones y deberes, los requisitos para presentarse, y motiva a los alumnos a que sean candidatos a algún rol de la directiva. Al final de la sesión, los alumnos interesados deben  completar un documento sobre su “Propuesta de candidatura”. Dependiendo de cada curso, los alumnos realizan campañas para postularse.

El tercer consejo, cada candidato se presenta al curso y les explica por qué cree que tiene condiciones para el cargo al que postula y da a conocer sus propuestas. También se les hacen preguntas a los candidatos. Por otra parte, el profesor presenta y motiva al resto de los compañeros a formar parte de algunos de los comités o proponer alguno según sus habilidades. (Estos comités se renuevan aproximadamente cada 4 meses).

El cuarto consejo es el día de la elección. Se le da una gran importancia al “sufragar”. Para ello se prepara la votación basándose en los postulados del Servel. Se le entrega a cada alumno un voto, el cual debe ser rellenado en secreto. Algunos cursos crean urnas secretas para la votación. Tras la votación de todo el curso, se lleva a cabo el escrutinio de votos, llamando a algún profesor como testigo  y de esa manera dar importancia al hito, dando a conocer a los representantes electos.

El quinto y último consejo de la primera unidad, comienza dirigido por el profesor y luego hace el traspaso de la conducción del consejo de curso a la nueva directiva. Ellos hacen un juramento donde asumen el compromiso formal de sus cargos con las funciones y deberes pertinentes. Luego el vicepresidente continúa dirigiendo el Consejo (quien previamente la preparó con el profesor jefe) y lidera la inscripción a los comités.

El lema Evangélico que motiva el trabajo de las directivas es “No he venido a ser servido sino a s servir” y con ese espíritu deben trabajar a lo largo del año.

Otras instancias del programa

Las directivas de cada curso, además del Centro de Alumnos, deben participar de dos talleres formativos durante el año, uno en cada semestre. Está a cargo de la Encargada de Formación de la Fundación.

El primer taller se lleva a cabo en abril, cuando están recién electas las directivas. Éste se realiza durante la jornada de clases y su objetivo es preparar a los alumnos para la conducción de los consejos, haciendo un modelaje de una sesión. Tiene una duración de cuatro horas cronológicas aprox.

El segundo taller se realiza en agosto o septiembre, y tiene un fin formativo.

Dentro de cada establecimiento, la coordinadora de pastoral tiene a cargo el seguimiento del programa, quien a su vez, reporta a la encargada de Liderazgo Cristiano Fundacional. Esta última realiza al menos dos observaciones de clases durante el año, donde asiste al consejo dirigido por los alumnos y al finalizar la sesión, les da una retroalimentación. En estas instancias aprovecha de revisar si el Manual, que se encuentra en la sala, está al día con las sesiones. La evaluación se realiza a partir de una pauta estructurada y previamente conocida por los alumnos. Los alumnos saben con dos semanas de anticipación que recibirán la visita en su sala. Tras la reunión de retroalimentación a la que también asiste el profesor jefe, se llegan a acuerdos y en la siguiente oportunidad se evalúa si se mejoró.

Rúbrica para evaluar el consejo de curso

COMENTARIOS

Para poder comentar éste recurso, debe acceder con su e-mail.

Acceder

CALIFICACIÓN

Este recurso ha sido calificado por 1 persona

Para poder calificar éste recurso, debe acceder con su e-mail.

Acceder