Trigger

Recursos

Taller de Debate
Colegios Astoreca

Colegios Astoreca

Contexto, fundamentación y objetivos

La Fundación Astoreca, desde sus inicios, identificó un problema con la expresión oral de los estudiantes. Específicamente, tenían dificultades para comunicar sus ideas de forma fluida y explicitar y defender sus ideas frente a los demás.

Para enfrentar esta necesidad, el Colegio San José creó hace algunos años el Taller de teatro y el Taller de argumentación, que más tarde pasó a ser el Electivo de Debate, para los estudiantes de III° y que se extendió al colegio San Joaquín para el mismo nivel.

Entre las ventajas adicionales de éste último, que explican su permanencia en el tiempo y su réplica en otros colegios de la Fundación Astoreca, está el aporte en la formación ciudadana de los estudiantes, dado que les exige aprender a discutir de forma respetuosa sobre temas controversiales; el desarrollo de habilidades cognitivas de orden superior, como el pensamiento crítico y claramente la capacidad de escucha. Por último, les permite a los estudiantes fortalecer habilidades socioemocionales como la empatía, dado que para la defensa de una postura, se requiere comprender los argumentos de la contraparte (Mineduc, 2017, Recurso “El debate como recurso didáctico”. Mayor información ver aquí 

Los objetivos del taller de debate son:

  • Mejorar la expresión oral de los estudiantes

Fortalecer la capacidad de argumentación y el pensamiento crítico de los estudiantes, mediante la metodología de debate.

Orientaciones y pasos para replicar

De acuerdo a la experiencia de los colegios San Joaquín y San José, para poder implementar con éxito la estrategia de Debate con los estudiantes, se debe considerar:

1.La  selección de un tema, que admita diferentes posturas, y que se pueda formular en una pregunta que se responda con “sí o no”. Esto último, dado que facilita armar grupos con posturas contrapuestas.

Algunos ejemplos de temas de debate, planteados en formato de pregunta:

– ¿Debería Chile cederle mar a Bolivia?

– ¿Debería en Chile legalizarse el aborto?

– ¿Debería en Chile permitirse la eutanasia?

– ¿Debería en Chile existir la pena de muerte?

-¿Deberían en Chile existir el matrimonio homosexual?

2.Para la enseñanza de temas controversiales, se debe escoger idealmente un tema cercano a los estudiantes. De acuerdo a la experiencia del profesor de debate del colegio San Joaquín, este punto facilita que los estudiantes se apropien de sus posturas, y por ende, exista mayor profundidad en la discusión.

Algunos ejemplos adicionales de temas de debate, centrados en la realidad de los estudiantes, para el caso del colegio San Joaquín:

– ¿Debería haber baños mixtos en Chile?

– ¿Debería existir el comercio ambulante en Chile?

– ¿Debería legalizarse la marihuana en Chile?

Con este propósito, también se recomienda que sean los mismos estudiantes quienes seleccionen el tema a debatir, y por último, que el profesor oculte su postura personal frente a él, para evitar sesgar a los estudiantes respecto a una postura.

3.La formación de los grupos para debatir: Grupo a favor, grupo en contra y jurado; como también la asignación de la postura a defender por ellos, se recomienda que sea al azar. Esto último aumenta las probabilidades que los estudiantes adopten en el debate una posición diferente a la personal respecto al tema a debatir, y con ello, desarrollen una mayor empatía hacia el punto de vista contrario.

Por otro lado, la formación de grupos al azar contribuye a que los estudiantes aprendan a sociabilizar y trabajar con otros, más allá de sus amistades, elemento esencial del mundo laboral del s.XXI.

4.Respecto a la asignación de roles, se recomienda que el colegio escoja en función de lo que busque potenciar en sus estudiantes. El formato de debate dado por el Mineduc, establece diferentes roles que pueden tener los estudiantes: introductor del debate, argumentador, contra-argumentador y encargado del cierre del debate. También se puede pensar en el rol de quien toma apuntes de las distintas posturas y las redacta para comunicarlas posteriormente.

En el caso del colegio San Joaquín, dado que se busca fortalecer la expresión oral de los estudiantes, se intenciona que todos los estudiantes, y no sólo algunos hablen en el debate.  Para esto se dan tiempos establecidos de habla.

5.En cuanto a la búsqueda de fuentes, se recomienda contar con un número similar de fuentes a favor y en contra de un tema, para facilitar la defensa de ambas posiciones. También se recomienda dentro de estas fuentes, siempre contar con datos estadísticos, que sirvan como respaldo a la discusión.

Por último, respecto a la búsqueda de las fuentes se recomienda que el profesor sea quien inicialmente las traiga físicamente a la clase. En la medida que se enseñe a los estudiantes a discriminar entre una buena y una mala fuente, se puede realizar la transición, para que finalmente los mismos estudiantes puedan busquen sus propias fuentes referenciales.

6.De forma opcional, para motivar la presentación de un tema de carácter polémico, se recomienda que el profesor realice una introducción, previa al trabajo sobre las fuentes. En el caso de estos colegios, por ejemplo, frente al tema sobre si “Debe existir en Chile la pena de muerte?”, se presentó el caso del “Chacal de Nahueltoro” mediante una lectura y narración.

7.Respecto al rol del profesor durante la metodología de debate, se sugiere definirlo de antemano como un mediador. En el caso de estos colegios, el profesor es quien primero introduce el concepto de debate y sus criterios de calidad, con dos clases teóricas. Luego en las siguientes clases del electivo, correspondiente a la realización de diferentes debates, es quien guía la selección del tema del debate, quien trae e introduce las fuentes a revisar por los estudiantes, quien retroalimenta la calidad de los argumentos y contraargumentos del debate, y establece puntos de mejora a incorporar en el siguiente ciclo de debates.

8.Respecto a qué elementos considerar en la evaluación de un debate, de acuerdo a la experiencia de estos colegios, se sugiere considerar un punto de vista lógico (Si la conclusión del debate se mantiene dentro de las premisas) y pragmático (Que el estudiante sea capaz de mencionar las fuentes de su argumento, que sea capaz de hacer una crítica a su misma postura para fortalecerla, señalar la extensión del argumento, si aplica sólo para el país, entre otros.). Estos criterios deben ser previamente conocidos por los estudiantes, y deben sustentar la retroalimentación del debate.

9.Respecto a la comunicación de resultados y premiación, es fundamental que el jurado declare como ganador al grupo “que mejor argumentó” el tema, que fue capaz de generar mejores argumentos y defenderlos. Lo anterior, considerando el objetivo del taller de debate, que no es buscar el grupo que tiene la razón, sino fortalecer la habilidad de argumentación.

También, respecto a la premiación, se sugiere que la realicen los mismos estudiantes, con el objetivo de empoderarlos, y evitar generar la impresión de que el profesor designa una postura correcta.

10.Por último sobre la distribución de los tiempos de la clase y del año escolar para implementar esta metodología, se sugiere que cada colegio lo evalúe en función de los tiempos que dispone. Ideal que en año calendario destine al menos tres clases, para que los estudiantes conozcan la metodología, sus objetivos, y logren experimentarla (Ver adjuntos de planificación de clase de debate 1 y 2).

Para mayor información sobre la distribución de los tiempos del Electivo de Debate del colegio San Joaquín, ver adjunto 1 (Calendarización del taller de debate).

Impacto

A la fecha, el Taller de Debate ha impactado en la calidad de expresión oral de los estudiantes y en su capacidad de argumentación. Hoy se ha observado que los estudiantes del colegio San Joaquín logran expresarse oralmente con mayor fluidez y desplante. Son capaces de elaborar argumentos, para defender y/o refutar una opinión, en diversos temas de la cotidianeidad.

Por otro lado, si bien no se puede afirmar una relación de causalidad directa, se destacan los altos puntajes obtenidos en el SIMCE de lenguaje por los estudiantes de II° del colegio San Joaquín: 297 puntos en el SIMCE 2015, 60 puntos por sobre colegios de nivel socioeconómico similar (237 puntos); y 299 puntos en el Simce de Comprensión de Lectura 2016, 63 puntos por sobre colegios similares (236 puntos).

COMENTARIOS

Ana Bahamonde Gómez el 30-10-2017 escribió:

Me parece excelente que los estudiantes que son vulnerables adquieran en la clase de lenguaje esa capacidad crítica para poder enfrentarse al mundo que les tocará vivir y a través de esta estrategia lo pueden lograr si se practica a menudo.

Para poder comentar éste recurso, debe acceder con su e-mail.

Acceder

CALIFICACIÓN

Este recurso ha sido calificado por 2 personas

Para poder calificar éste recurso, debe acceder con su e-mail.

Acceder