Trigger

Recursos

Taller sobre método Singapur para padres e hijos
Colegio Nocedal

Colegio Nocedal

  • Particular subvencionado
  • 747 alumnos
  • Técnico profesional con especialidad en Electrónica y Telecomunicaciones
  • Av. La Primavera 03187, La Pintana

Cómo surge el taller

En 2013 los profesores de 2º básico se dieron cuenta de que los padres querían participar del proceso de enseñanza aprendizaje de sus hijos y ayudarles, sin embargo el método Singapur, que utiliza una metodología muy diferente a la tradicional desconocida para ellos, les dejaba un vacío y no podían ayudar a sus hijos. Por ejemplo, en las pruebas de matemática se ilustra el material concreto que los alumnos usan en clases, y los papás no entendían qué eran ni cómo se respondía, ellos no conocían el material y cuando llevaban la prueba a la casa no entendían lo que tenían malo por lo que no podían reforzar.

Comenzaron a aparecer comunicaciones donde los padres manifestaban su interés por ayudar, pero no podían. Así surgió la idea de trabajar con los padres pero en conjunto a sus hijos. El segundo semestre se ofreció talleres esporádicos, sin planificación, para dar a conocer el método y reforzar contenidos.

Dado la alta concurrencia, la buena aceptación por parte de los padres y el mejoramiento en el rendimiento de los alumnos, se decidió formalizar el taller para 2014.

A pesar de que el taller nace con la excusa de explicar el método Singapur, éste se convierte en una instancia para ejercitar las matemáticas.

El objetivo del taller y en qué consiste

Objetivo

El objetivo de taller es que los padres comprendan el método Singapur y ejerciten las matemáticas junto a sus hijos y además puedan apoyarlos en la casa y de esa manera pueden mejorar su rendimiento.

 

En qué consiste el taller

En el taller participan los padres y alumnos de 2º básico que tienen más dificultades en matemática (en general entre promedio 4 y 5,5). Estos son designados por el profesor jefe a partir de sus características de los niños y quienes tienen la necesidad.

En la reunión de fin de semestre, se les cuenta a los padres que se realizará el taller, en qué consiste y se invita a participar a los padres de los niños previamente establecidos. También queda abierta la posibilidad para aquellos apoderados que no sean asignados pero que tengan el interés en asistir.

El taller se realiza el segundo semestre, comenzando por la primera semana de vuelta de vacaciones. Este tiene lugar todos los sábados en dos horas pedagógicas. Los alumnos de 2ºA asisten de 10:00 a 11:30 y los de 2ºB de 11:30 a 13:00 hrs.

El profesor a cargo es el profesor jefe del 2ºA quien tiene a su cargo a ambos cursos. Éste realiza una planificación anual del contenido que se trabajará cada sábado. Se comienza el taller con los contenidos que los alumnos vieron en marzo y se avanza progresivamente por éstos. En octubre se alcanza la unidad que los alumnos están viendo, para seguir hasta diciembre en paralelo.

En un curso participan alrededor de 20 alumnos y en el otro nueve. El objetivo es que el mismo grupo permanezca durante todo el semestre, sin embargo, no es rígido y algunos abandonan en el camino y otros se incorporan. La tasa de rotación es alrededor de 20%.

A pesar de que la asistencia no es obligatoria, ésta es casi completa. Se les pide a los padres que si ellos no pueden asistir, envían al alumno de todas formas con otro adulto. Es importante que se haga el hábito.

Consideraciones para implementarlo

  • Tiempo para la planificación de las 2 sesiones semanales.
  • Difusión por parte del colegio.
  • Tener un lugar físico disponible, puede ser una sala de clases
  • Identificar horarios como el de educación física o posteriores a la jornada escolar.
  • Debe asistir el apoderado con el alumno.

Metodología del taller

El taller se realiza en la misma sala de clases del curso y está enfocado principalmente en la ejercitación, a través de guías y actividades lúdicas. En el colegio Nocedal la disciplina es muy importante y los alumnos están acostumbrados a trabajar en un ambiente muy ordenado,  por lo tanto, el taller se les presenta como una instancia muy diferente a la que acostumbran. Sin embargo, el respeto, silencio y buen comportamiento dentro del taller es fundamental.

Las guías que se trabajan son las mismas actividades del cuadernillo de ejercitación del método. El profesor selecciona los ejercicios ejes de cada unidad y la explicación teórica del libro del alumno referente a esa unidad, arma una guía y la fotocopia para ser utilizada en el taller. Además tiene la guía digitalizada para proyectarla en la sala.

Cada sesión entrega una guía para el padre y otra para el hijo. Su resolución depende de cada dupla, algunos la resuelven juntos, otros cada uno separado, otros, el padre ayuda al hijo y otros, son ellos quienes ayudan y explican a sus padres.

En la medida en la que van resolviendo las preguntas, van corrigiéndolas. El profesor no responde ningún ejercicio en el pizarrón. En cada ejercicio se da el tiempo para su análisis. El profesor hace participar tanto a los niños como a los padres, para que reflexionen en torno a cada operación.

El profesor también utiliza diapositivas que proyecta en la sala para explicar la unidad. Esta explicación la realiza de tal manera, que tanto el niño como su padre puedan comprenderla. Luego se trabaja en la resolución de la guía. El profesor no es quien resuelve los ejercicios sino que son los niños quienes deben hacerlo. Surgen muchas preguntas que los mismos alumnos van respondiendo.

También entrega herramientas y estrategias para abordar las matemáticas. Por ejemplo, para aprender las tablas de multiplicar, sugiere hacer tarjetas con operaciones y hacer competencias. Eso mismo se trabaja en el taller.

Durante la sesión se utiliza el mismo material concreto que usan los alumnos en clases, de manera que los padres se familiaricen con éste.

La primera sesión es una clase teórica, donde se les explica en qué consiste el método Singapur, que cada unidad comienza con lo concreto trabajando con material, luego se trabaja lo pictórico, con gráficos barras y dibujos,  para finalizar con los conceptos simbólicos, los algoritmos tradicionales. También se les explica qué beneficios tiene este sistema para sus hijos y que es un proceso desde 1º a 4º básico.

Otra clase es destinada a ver cuáles son los principales problemas que tienen  los alumnos en matemática. Para ello se proyectan pruebas en la sala (sin el nombre del alumno) y se muestran los errores más frecuentes, como por ejemplo, que saben la operatoria pero invierten los números. De esta manera toman conciencia que los niños tienen la capacidad pero existen distintas variables que hacen que el niño fracase en la asignatura, como por ejemplo, la falta de concentración,  la impulsividad y no revisar, etc.

También el profesor aprovecha esta instancia para motivar a los padres  e involucrase en el proceso de enseñanza aprendizaje de sus hijos, recordándoles que deben explicarles a sus hijos que requieren concentración de principio a fin en una clase, que sus hijos pueden, etc.

No hay tareas para la casa, pero en general no alcanzan a terminar la guía por lo que se recomienda que se lleven a la casa y resuelvan en la casa juntos.

Se sugiere a los padres que tengan una carpeta para ir guardando las guías con la fecha. La carpeta la deben guardar en el hogar.

Beneficios e impacto del taller

Beneficios

  • Los alumnos han logrado obtener mejor rendimiento académico en la asignatura. Los niños que participan regularmente del taller obtienen avances en sus pruebas.
  • Los padres han logrado entender el método, pudiendo prestar ayuda en sus casas.
  • Es una buena instancia donde se junta padre e hijo a estudiar lo que no se da comúnmente. Comparten una experiencia de aprendizaje juntos, donde ambos se benefician: Padres dimensionan cuales son las falencias de sus hijos lo que les permite ayudarlos y apoyarlos a superarlas. Pueden observar cómo actúa el niño frente a la sala de clases. Se dan cuenta de que se desconcentran, etc. Se inculca el hábito de estudio y se realiza un reforzamiento en conjunto. Por otra parte, para el alumno, el hecho del que papá vaya valida una conducta y comportamiento de interés por aprender, lo que mejora  la disposición del alumno y éste además valora que el padre se involucre y se motiva por aprender también. Se genera complicidad entre padre e hijo, donde juntos estudian. Esto mejora su relación.
  • Un aporte y apoyo para los padres ya que es una oportunidad para ellos de aprender y reforzar las matemáticas, tan importantes para la vida y que muchas veces no tienen las habilidades y conocimientos. Algunos padres van no por el método sino porque les cuesta las matemáticas y es una oportunidad de mejorar y practicar. Así mismo, los alumnos, al ver a los padres con ganas de aprender matemática, hacen que éste se motive por la asignatura.
  • Se genera una alianza entre colegio y familia, el padre observa y entiende muchas cosas del comportamiento y rendimiento de su hijo y asume un rol más activo. Así mismo,  se estrecha la relación entre el profesor jefe y los apoderados.
  • Algunos padres también han observado que a pesar de que no han mejorado en sus calificaciones significativamente, están felices con el taller porque ven en su hijo un cambio, una disposición diferente hacia el aprendizaje. Además comprenden que es un proceso y que no tendrán promedio 6 de un día para otro.

Impacto

Los alumnos han mostrado mejoras significativas en sus rendimientos académicos. Además los apoderados se sienten tomados en cuenta por el colegio lo que genera ademas una alta adhesión de los padres al plan educativo.

 

COMENTARIOS

Para poder comentar éste recurso, debe acceder con su e-mail.

Acceder

CALIFICACIÓN

Este recurso ha sido calificado por 5 personas

Para poder calificar éste recurso, debe acceder con su e-mail.

Acceder